Saltar al contenido

Anguila atravesó la garganta de una garza tras haber sido devorada

El instinto de supervivencia en los animales supera cualquier lógica, al no tener presente la capacidad humana de razonar, son capaces de cualquier acto con tal de preservar sus vidas.

Desde la escuela enseñan el tema de la supervivencia del más apto y en ocasiones, los animales que parecen llevar ventaja son los que terminan derrotados, porque todas las especies, desde las más pequeñas, han desarrollado sus propios trucos para evitar ser devorados.

Tal es el caso de una anguila que había sido tragada por una garza, una situación bastante común debido a que éstas últimas son especies que se dedican a la pesca y las anguilas se encuentran en el agua.

Se desconoce si ese platillo era lo que estaba esperando pescar la garza, pero al final engulló a la anguila y emprendió su vuelo, sin imaginar lo que estaba a punto de suceder.

Impactantes hechos

En las redes sociales se hizo viral una imagen tomada por el fotógrafo aficionado Sam Davis en la que quedó registrado un momento único en la historia. Una anguila que acababa de ser devorada por una garza, desde el interior del animal le atravesó el cuello para escapar de su predadora.

Todo ocurrió en Estados Unidos de Norteamérica, en donde el fotógrafo aficionado de 58 años de edad logró capturar el momento en el que la anguila abrió un hueco en el cuello del ave, que se encontraba en pleno vuelo y desde allí liberó su cuerpo.

Según la información suministrada por Davis, éste se encontraba recorriendo un refugio de fauna silvestre ubicado en Maryland. En su paseo, el fotógrafo quería tomar instantáneas de zorros y de anguilas, que son especies presentes en el recinto.

En medio del recorrido, el profesional pudo notar que se encontraban dos anguilas y un zorro en medio de una persecución a una garza, lo que le llevó a pensar que era una situación muy extraña y decidió prestarle atención porque seguramente algo pasaría.

Con eso en mente, el fotógrafo siguió a los animales y tomó varias fotografías sin nada extraordinario que reportar. Fue cuando llegó a su casa que descubrió el épico momento que había logrado retratar.

Cuando se dispuso a editar las fotos, fue cuando se dio cuenta que en el cuello de la garza había una perforación y estaba una anguila tratando de salir y salvarse de su muerte segura.

Al ver las imágenes con más detenimiento reconoció que se trataba de una anguila y al ver los ojos del animal pudo determinar que seguía con vida.

Davis compartió las imágenes y la información con el personal del refugio de animales, quienes le confesaron que nunca antes habían visto algo similar. El mismo fotógrafo asegura que se trata de una imagen morbosa, que logró tomar casi por accidente y sin siquiera notarlo hasta después que se había retirado del lugar.

Víctima y depredador

A pesar de que Davis es un fotógrafo aficionado de la fauna, su profesión real es ingeniero, por lo que la escena que pudo presenciar y capturar en foto lo dejó supremamente asombrado.

Cuando vio las imágenes por primera vez, pensó que se trataba de una serpiente que había mordido a la garza y se había quedado enganchada de su cuello. Sin embargo, al ver más a detalle pudo comprobar que se trataba de una anguila y que ésta había perforado el esófago del ave.

Medios de Nueva Zelanda pusieron la lupa al caso e informaron que se trataba de una “anguila serpiente”, la cual tiene para su protección una cola puntiaguda que es capaz de hacer perforaciones en el fondo del mar, con motivo de esconderse de sus depredadores y para escapar de situaciones de peligro. Fue con esa cola y sus características, que logró traspasar el cuello de la garza que se la acababa de comer.

Otros reportes apuntan a que la anguila en cuestión no logró terminar de salir del cuello del animal y murió por asfixia. Mientras que por su parte, la garza sí logró sobrevivir en el momento, pero luego, por la gravedad de las heridas y la debilidad, pudo ser la presa fácil para alguno de los zorros que habitan en el lugar.

Impactante naturaleza

Existen muchos estudios que buscan explicar los misterios de la naturaleza, pero parece que por más información que haya al respecto, tiene la capacidad perpetua de sorprender.

Las imágenes captadas por Sam Davis han tenido mucha interacción, a tal punto de que se consideraron virales y la reacción que causa en los internautas cada vez que la ven es de impacto.

Uno de los comentarios que tomó relevancia en la publicación de las imágenes decía la advertencia popular de que se debe tener cuidado con lo que se lleva a la boca. Al parecer la garza aprendió la lección de la peor manera.