Saltar al contenido

Cosas que necesitas conocer para no arriesgar tu vida

En nuestra vida cotidiana ocurren muchos sucesos a lo largo del día, aunque no nos demos cuenta existen muchas cosas que pueden significar un peligro para nuestro bienestar, no se trata de cualquier cosa de lo que estamos hablando sino de cosas que debes saber para que tu vida no esté en riesgo.

En nuestros hogares o lugares de trabajo pueden llegar a ocurrir algún incidente, nunca esta demás saber cómo solucionar una emergencia o poder salir de situaciones en las que nunca pensaste que podrías estar, está atento y apunta los consejos sobre cosas que debes saber que te pueden salvar la vida.

Cosas que debes saber los consejos para tu día a día.

1. El olor del toma corriente.

Toda casa con acceso a los servicios básicos cuenta con tomas directas para la electricidad, ya sea que lo uses para conectar algún dispositivo móvil, electrodoméstico o cualquier cosa los enchufes están allí.

La cosa es que estas son toma directa a electricidad de alto voltaje la cual no puedes cortar fácilmente, sin el mantenimiento adecuado pueden llegar a ocurrir ciertos accidentes, la forma más fácil de reconocer que existe algún problema con enchufes eléctricos es con el característico olor a pescado quemado que estos expelen.

Si te encuentras en una habitación cerrada sin ninguna entrada de aire y aun así percibes un extraño olor revisa, puede ser que alguno de tus enchufes eléctricos se encuentre averiado y esté ocurriendo un corto circuito eléctrico.

El principal problema de este tipo de situaciones son los incendios eléctricos que son muy difíciles de apagar una vez iniciados, entre las cosas que debes saber también está que este tipo de incendios es mejor apagarlos con bicarbonato o tierra.

2. Mareas más bajo de lo habitual.

A todos nos encanta ir a vacacionar a las playas, la arena, el sol y la siempre refrescante agua de mar que baña el cuerpo y provoca esa sensación de quitarse un peso de encima, pero incluso en este ambiente se pueden presentar las emergencias.

Alguna de las cosas que debes saber en relación a la playa tiene que ver con las mareas, distintos cambios en la configuración de las corrientes puede causar leves cambios en el agua de mar, lo que llamamos mareas altas y mareas bajas.

Ahora bien con esto en mente hay algo en lo que debes fijarte estando en las playas, el nivel de la marea en todo momento, si ves un cambio extremadamente brusco y que no se repone sin importar que tanto tiempo pase lo mejor que puedes hacer es correr, ubicar un espacio alto y esperar que no ocurra lo peor.

Para determinar el tipo de marea no existe mejor referente que el arena de playa, si observas que la marea está demasiado lejos de la orilla es el momento justo para pensar en colocarte en un lugar bastante alto.

Se ha comprobado que bajones bruscos en la marea son los que preceden situaciones como Tsunamis, estos desastres naturales pueden arrasar un poblado en cuestión de segundos, lo mejor que tú puedes hacer en caso de sospechar de uno es conseguir un lugar seguro.

3. Sentarse con las piernas en el tablero.

Viajar en auto es algo de lo más común, es un evento normal del día a día de cualquier persona, cuando estamos como copilotos algunas veces queremos estar más cómodos y hacer el viaje más relajado para nosotros, es en ese momento cuando pones los pies en el tablero.

Aunque sabemos que está mal y que puede considerarse una mala costumbre lo seguimos haciendo, es cómodo, no parece haber ningún problema con ello y si no molesta al piloto ¿Qué más da?

Ahora cosas que debes saber, hacer eso es bastante peligroso, las bolsa de aire de los autos se encuentran por lo general ubicadas en el tablero en el lado del copiloto, asi es, justo en el lugar donde estas colocando tus piernas, pero ¿Cuál es el inconveniente con esto?

Las bolsas de aire están diseñadas para para soportar el impacto del cráneo contra ella, sale expulsada de su sitio a una gran velocidad y con una fuerza impresionante, si tienes las piernas colocadas en el tablero al momento de que esto ocurra puedes sufrir graves fracturas, además de que las consecuencias para el resto de tu cuerpo pueden ser más graves, pues no cuentas con la protección de la bolsa.

4. El sol puede ser el peor enemigo de tus ojos.

Quizá de niño tus padres te dijeron ¡no mires directo al sol! Y no se equivocaban, el sol es nuestra fuente natural de luz y brilla con una enorme intensidad, tanta que puede causar daño permanente en la visión.

En nuestros ojos se encuentra una pequeña membrana llamada cornea, esta es la encargada de recibir las ondas de luz y transformarlas en color para poder recibir imágenes en nuestro cerebro, esta membrana es muy sensible, puede verse perjudicada por múltiples factores.

Un tiempo prologando mirando directamente al sol puede causar lesiones tipo quemadura directa sobre la córnea, esto resulta en un impedimento para la vista que en muchos casos no tiene cura sencilla.

Claro que para que esto pase debes pasar un tiempo bastante prolongado con la vista fija en dirección al sol, ahora las cosas que debes saber y tener más que claro referente a las quemaduras de la córnea causadas por luz tienen más relación con los eclipses.

Este fenómeno astronómico que ocurre una vez cada cierta cantidad de tiempo es algo que todos queremos ver, y si es un espectáculo poco común, pero como todo lo bello en la naturaleza puede resultar peligroso.

Durante los eclipses la luz solar se ve aumentada en gran cantidad, su efecto sobre la vista puede causarse mucho más rápido, por ello los profesionales en el área de la salud nunca recomiendan mirar directamente un eclipse sin la adecuada protección, evitar ver un eclipse directamente te evitara un problema de por vida, ¿Qué es perderte un evento de un momento contra no ver por toda la vida?

5. En caso de inundación no uses el ascensor.

Puede parecer un evento poco común, pero las inundaciones son bastante frecuentes en todo el mundo, ya sea por el desbordamiento de una presa o por el exceso de lluvia este tipo de sucesos ocurre bastante seguido.

Por lo general ante esta situación la gente tiende a perder la cabeza, alterarse es completamente normal pero debes tratar de retomar el control, debes pensar rápido en ubicarte en un lugar alto, lo común es pensar en un edificio y subir.

Lo lógico es pensar “subiré por el ascensor es mucha más rápido” pero esta opción no es correcta, en las inundaciones suelen haber muchos problemas eléctricos debido al agua, por lo tanto los ascensores suelen atascarse y convertirse en un riesgo para tu vida.

En su lugar lo que debes hacer es subir por las escaleras lo más alto que puedas y esperar a que lo más difícil de esa situación pase, una vez a salvo incentiva a otras personas a tu alrededor a hacer lo mismo para garantizar la seguridad del mayor número de personas que puedas.

6. Las aves marcaran el camino.

Una de las cosas que debes saber es que la naturaleza es sabia y le ofrece a los animales ventajas para su supervivencia, si tú te encuentras perdido en la naturaleza y no cuentas con ninguna forma de comunicarte debes buscar alguna forma de preservar comida.

Uno de los recursos más indispensables a la vez que escasos es el agua, encontrar una fuente de agua potable puede resultar bastante difícil si no tienes ningún conocimiento de cómo comportarte en la naturaleza, pero hay un consejo que siempre puedes seguir.

Las aves son animales que debido a la altura a la que esta puede visibilizar fuentes de agua fácilmente, si logras identificar un patrón de vuelo de las aves en una dirección deberías seguirla, por lo general las aves aterrizan en sus nidos o en fuentes de agua, cualquiera de las dos opciones te podría venir muy bien.

7. Deshidratación por consumir cocos.

En caso de una emergencia en la que te extravíes en algún lugar al aire libre, lo más común es buscar alguna fuente de alimento y agua, en todas las películas de náufragos y personas perdidas en la jungla vemos a los protagonistas subiendo a las palmas de cocos para conseguir alimento.

En la vida real la cosa es un poco diferente, si, el coco es una excelente forma de conseguir agua y nutrientes para saciar el hambre, pero no todos los cocos son útiles en esta situación los cocos con un exterior marrón, los más comunes los que más solemos ver no son los más recomendados para comer en caso de emergencia.

Pese a que son ricos en nutrientes y que si contienen bastante agua puede contribuir con los problemas de deshidratación, el aceite natural que contienen los cocos de exterior marrón aunque muy saludable y aportando muchos beneficios para la salud en situaciones donde el agua no abunda no son de mucha ayuda.

Las grasas que contienen necesitan ser digeridas por el organismo, uno de los componentes que nuestro sistema digestivo usa para separar los aceites en estos cocos es justamente el agua, por lo tanto, aunque al momento estas ingiriendo “agua” la deshidratación puede ir en aumento.

8. Los frijoles no son lo mejor para tu dieta diaria.

A nivel mundial y sobre todo en Latinoamérica los frijoles son un elemento estrella en el plato de cualquier persona, contienen alta cantidad de carbohidratos que ayudan a cumplir con los requisitos diarios de energía, contienen diversos minerales y vitaminas dependiendo de la especie de grano que se esté comiendo, es tal su importancia en la dieta que puede llamarse “súper alimento”.

Desafortunadamente todo en exceso es malo, pese a que las diversas especies de frijoles puedan aportarnos muchos beneficios también pueden traer bastantes inconvenientes, la digestión de este tipo de alimentos es algo difícil para nuestro cuerpo, pues al ser un alimento bastante compuesto y con muchas capas externas el sistema digestivo debe realizar una ardua labor para digerirlo.

Durante el proceso el colon tiende a inflamarse, también se libera gran cantidad de productos de desecho que resultan en gases que salen al exterior en forma de flatulencias, todo esto es signo de un trabajo intestinal activo.

El consumo continuo, repetido de este tipo de alimento puede irritar el colon y generar molestos dolores que no cesan a menos que sean suspendidos los granos de la dieta diaria. A parte lo frijoles pueden contener pequeñas cantidades de toxinas que, ingeridas de forma esporádica no hacen ningún efecto perjudicial a la salud pero, su ingesta continua si puede generar complicaciones a la salud.