Saltar al contenido

Jubilado a punto de perder la cordura descubre que un ratón ha estado ordenando su taller

Es sabido que los animales son capaces de hacer cosas asombrosas, pero cuando se piensa en un ratón, no es precisamente la idea de orden y limpieza lo que viene a la cabeza. Por el contrario, culturalmente los ratones están asociados a desastre y suciedad, pero en esta historia ese no fue el caso.

Stephen Mckears es un hombre jubilado de 72 años de edad, quien pensó que estaba perdiendo la cordura. En el taller de su casa en Bristol, Reino Unido, comenzaron a pasar cosas extrañas.

El lugar en cuestión, es utilizado por el anciano para guardar todo tipo de herramientas, tornillos, clavos y tuercas. Sin embargo, las veces que estaba allí y dejaba los objetos en el medio, a la mañana siguiente algo o alguien las había recogido.

El hombre llegó a pensar que se trataba de duendes o incluso fantasmas, una teoría que incluso sus hijos comenzaron a considerar, pero finalmente creyó que se estaba volviendo loco, ya que más nadie entraba a ese lugar. Durante las noches los objetos se movían y nadie sabía a quién acusar.

No era un fantasma, era un ratón

Para fortuna de McKears y sus hijos, la situación no estaba relacionada con ningún evento paranormal. Lo que pensaban que era un fantasma, terminó siendo un pequeño ratón con muchas ganas de ordenar.

Lo extraño y divertido de la situación, fue que los objetos no aparecían simplemente en otro lugar, sino que los encontraba el anciano dentro de sus recipientes, bien se tratara de clips o de tuercas.

La situación se seguía repitiendo cada noche, por lo que McKears decidió que era hora de resolver el misterio que tanto le preocupaba. Para salir de dudas, tomó la decisión de instalar una cámara de vigilancia nocturna y de esa manera descubrir al culpable de ordenar su taller de herramientas. El hallazgo dejó a toda la familia boquiabierta.

Cómo sucedieron los hechos

Con la intención de descubrir al culpable de ordenar las herramientas, el jubilado además de instalar las cámaras dejó un festín de desorden. Para ello decidió vaciar por completo el recipiente y tirar por el mesón del taller todo lo que allí tenía.

Un amigo del consternado hombre jubilado, Rodney Holbrook fue quien lo ayudó con la instalación de la cámara de rastreo con la que pondrían punto final al misterio. Su experiencia como fotógrafo fue puesta a disposición para rastrear al visitante

A la mañana siguiente, todos los objetos estaban nuevamente en el lugar correspondiente. Cuando se dispusieron a ver las imágenes obtenidas de la cámara, no podían creer lo ocurrido.

Se trataba de un pequeño ratón, que cada noche se disponía a levantar los objetos, muchos que eran del doble de su tamaño, con la finalidad de mantener limpio y ordenado ese lugar, que había tomado como su hogar.

La reacción ante el visitante misterioso

Al descubrir que se trataba de un ratón el que ordenaba el espacio cada noche, McKears no podía dejar de expresar su fascinación. Comentó que lo más pesado que pudo levantar el animal fue una pieza de plástico que se encontraba encajada a una manguera y también pudo mover la cadena de un taladro eléctrico.

El anciano jubilado, antes de ver las imágenes, pensó que se estaba volviendo loco pero decidió poner pruebas vaciando el contenido del recipiente y cada vez conseguía todo de nuevo en su lugar.

Por su parte, el fotógrafo también quedó impresionado ante la manera de comportarse del pequeño ratón, al que bautizaron con el nombre de Metal Mickey por ser un ratón increíble.

Según lo que captó la cámara de vigilancia, el ratón estuvo trabajando desde la medianoche hasta pasadas las dos de la mañana y su jornada de limpieza se había mantenido hasta el momento por el lapso de un mes.

Los hombres comentaron que en ocasiones anteriores habían visto que los ratones eran capaces de mover objetos para hacer una madriguera, pero que nunca antes los habían visto mover objetos metálicos, por lo que aun viendo las imágenes, seguían impresionados.

Ratón viral

El video del impecable ratoncito fue publicado en Facebook para demostrar la veracidad de la historia sobre el animal que cada noche guardaba las herramientas en una caja de plástico.

El video del visitante misterioso acumula hasta el momento más de un millón de visualizaciones y al menos cinco millones de likes en la plataforma, porque pareciera una historia como las que se leen en los cuentos infantiles, como el clásico de Disney, Cenicienta o el también famoso Stuart Little.

Sin duda alguna los animales no dejan de asombrar con sus maravillosas hazañas y quizás el jubilado pueda aprender un poco de este ratoncito, quien a pesar de que el humano insistía con el desorden, estaba decidido a mantener su espacio libre y en armonía.