Saltar al contenido

Pitbull le cede su casa a gata embarazada para que dé a luz a sus gatitos

Cuando se habla de los perros de raza pitbull, en seguida sale a flote el estigma que hay sobre estos canes, a los que catalogan como agresivos y peligrosos por naturaleza. Sin embargo, en más de una oportunidad se ha desmentido esa teoría, incluso con estudios profesionales que han determinado que esta raza es una de las que mejores relaciones crea con sus familias humanas.

Para quienes no creen en estudios, sino en hechos, está el caso de Hades, un pitbull que vive en Tijuana, México y que fue el protagonista de un gran acto de nobleza hacia una gata callejera embarazada.

Si bien las peleas entre perros y gatos son un lugar común en el imaginario colectivo, hay animales que demuestran que no forman parte de ningún patrón y que si son mascotas amadas, son muy capaces de dar amor, sin importar la raza.

Una historia de calidad perruna

Juan José Flores es el papá humano de Hades, un hermoso ejemplar de raza pitbull que vive en Tijuana. La historia que lo hizo famoso ha logrado que sea un perro muy querido dentro de su comunidad y también por millones de usuarios de internet a nivel mundial.

Todo ocurrió cuando una gata callejera se acercó al lugar en donde Hades tiene su casita de descanso para perros. La gata estaba rondando el lugar, buscando un espacio en donde pudiera tener a sus cachorros. A pesar de que Hades podía notar las intenciones de la minina, no quiso espantarla. Por el contrario hizo gala de su buen corazón y le cedió su espacio.

El pitbull, que contaba con una cómoda casa de madera en el jardín de la vivienda, decidió prestársela a la gata para que se acomodara y pudiera dar a luz a sus gatitos sin ningún tipo de problema. Además de eso, Hades se dio a la tarea de mantener a su dueño lejos del lugar, para que no terminara echando a la calle a su nueva protegida.

El dueño de Hades comenzó a notar un comportamiento extraño en su perro, quien no lo dejaba acercarse a la casa que había dispuesto para su descanso en el jardín. Entonces, sigilosamente decidió investigar y acercarse al lugar para descubrir qué era lo que le pasaba a su perro.

Juan José afirmó que Hades se estaba comportando de manera extraña, con una especie de mal humor que no era lo acostumbrado en el can. Estaba también más acelerado y se la pasaba corriendo de un lado hacia el otro, como agitado.

Hades golpeaba las puertas y las ventanas y parecía que quería avisarle algo o quizás estaba intentando buscar algún juguete. En esos días hasta llegó destrozar

un cojín del interior de la casa. Así lo informó Juan José Flores en su publicación de Facebook donde decidió narrar la historia.

El desenlace

Una madrugada cuando ya el dueño de Hades no aguantó más la curiosidad, decidió acercarse al lugar en donde siempre descansaba el perro. Cuando llegó a donde estaba la casa de madera, se llevó una gran sorpresa. En vez de conseguir a Hades en su casa, estaba una gata callejera, muy bien acompañada por seis pequeños cachorros a los que acababa de dar a luz.

La gata estaba cumpliendo su papel de huésped dentro de la casa del perro, quien se mantenía muy cerca de ella y atento a toda la situación. Desde una esquina del jardín, Hades la cuidaba y no se perdía de ningún detalle.

Al conseguirse con semejante escena de amor y protección, aún por un animal de una especie que se considera rival para los perros, Juan José decidió llevar a la gata con sus crías hasta el interior de la vivienda para ayudarla y brindarle la atención necesaria y sobretodo, lograr que estuvieran seguros y a buen resguardo.

Redes conmovidas

La historia fue publicada por Juan José Flores en su cuenta de Facebook en donde en seguida comenzaron a llegar mensajes de aliento y cariño hacia Hades. Por supuesto, los internautas también destacaron la buena labor que hizo el dueño del can, por haberlo criado para ser un perro amoroso y protector.

Pocos meses después, cuando ya la gata estaba recuperada y los cachorros tenían buen tamaño y la edad suficiente, Juan José ayudó a conseguir hogares que quisieron adoptarlos para darles cariño y cuidar de ellos.

Por su parte, Flores adoptó a la gata y le dieron la bienvenida formal como un miembro más de la familia, bautizándola con el nombre de Nicol, quien ahora lo acompaña a él y a Hades.

El pitbull y la gata han mantenido una buena amistad y su dueño dice que ambos son inseparables.

La historia de Hades puso un granito de arena en el camino para derribar los prejuicios que existen sobre la raza pitbull, quienes en una época eran llamados los perros niñera, por su inquebrantable compromiso en la protección de sus familias.e